Como empezar un pequeño negocio en Internet

iniciar un negocio

Un pequeño negocio en Internet siempre comienza como una idea, con encontrar una necesidad del mercado que seamos capaces de cubrir. Una vez superado este obstáculo inicial, otro más aguarda: haz que esa idea se haga realidad. Cuando se trata de transformar una idea en un negocio, es posible que nos paralicemos y nos sienta abrumado ante la cantidad de cosas que pensar y hacer. Al igual que con la mayoría de las metas grandes, necesitamos dividir el proyecto en pequeños objetivos e ir cumpliéndolos uno a uno. Cuando menos nos lo esperemos, tendremos nuestro negocio en marcha.

Estos son algunos pasos que te pueden ayudar a preparar tu proyecto y ver si es viable.

iniciar un negocio

Redactar un plan de negocio

La clave para comenzar una pequeña empresa exitosa radica en mantener sus costos bajos y simplificar las cosas. Los costes no sólo se refieren al dinero a invertir. La mayoría de los empresarios potenciales caen en la trampa de intentar crear el plan de negocios más completo posible, y esto es un error que nos puede hacer perder mucho tiempo. Al comenzar, hay que intentar que el negocio sea lo que ahora está de moda llamar como un negocio bootstrap: Elegir el mínimo producto / servicio viable que queremos ofrecer y ponerlo en marcha con la menor financiación posible, y sin acudir a inversores. 

Para crecer, buscar inversión y ofrecer más variedad de servicios, siempre habrá tiempo. Y es en este momento, especialmente si queremos salir a por inversión, cuando si necesitaremos desarrollar un plan de negocios más sólido y completo, algo que presentar a los futuros socios.

Algunas preguntas para su plan de negocio simple

  1. Define tu visión – ¿cuál es el resultado final del negocio?
  2. Define la misión – explica por qué existe la empresa.
  3. Definir sus objetivos – ¿cuáles son sus metas?
  4. Describa sus estrategias básicas – ¿cómo planeamos alcanzar los objetivos?
  5. Escriba un plan de acción – ¿cuáles son las acciones que debemos tomar para lograr los objetivos?

Decidir el presupuesto

Necesitamos crear un presupuesto para calcular cuánto podemos permitirnos gastar. Hay que ser realista con los números y anticipar el presupuesto. Y, si vemos que se nos escapa de nuestra capacidades actualies, modificarlo o incluso, descartar el negocio. Hay negocios que no son para todo el mundo ni para todos los momentos, igual algo que ahora es inviable lo podemos retomar más adelante. Conserva la idea.

Busca un asesor financiero / gestor

Especialmente si es el primer negocio que vas a montar necesitas informarte bien. Hay que hacer mucho papeleo y gestiones, si es nuestra primera vez podemos cometer algún error que más adelante lastre nuestro negocio. Durante la fase de prueba, lo ideal sería ser propietario único, ya que esto requiere menos gastos iniciales y papeleo.

Habla con un especialista tanto en temas legales como fiscales y ten en cuenta todos los gastos y requerimientos de los que te informen para ver si el modelo de negocio sigue siendo sostenible y viable.

Obtener un sitio web

Ya estemos montando un negocio online, una tienda física, o un híbido de ambas, necesitamos tener una página web. No hace falta que sea la mejor web del mundo, dependiendo del tipo de negocio nos puede valer con una simple página informativa, un diseño simple contando los 3 o 4 servicios que ofrecemos y sus precios. Aunque si nuestro negocio es puramente online, debería de ser uno de los puntos en los que hacer más hincapie, incluso si no es nuestra especialidad, presupuestar la contratación de un profesional que nos la haga. Podemos contratarle por fases, e ir añadiendo cosas a la web según veamos que el negocio funciona.

Al crear una web para el negocio, asegúrate de que sea fácil de navegar. Tu contenido también debe ser fresco y útil para los visitantes si quieres que regresen.

Ejemplo de negocio en Internet

Vamos a completar este artículo utilizando el negocio de unos amigos como ejemplo, se llama ProxySEO y su web es esta. El negocio se basa en la venta / alquiler de proxys privados. Este tipo de proxys se pueden utilizar para muchas cosas; desde navegación anónima en Internet hasta para usarlos con un gran diverso tipo de aplicaciones, redes sociales, etc. Pero esto daría para otro artículo, vamos al grano. Nos han contado un poco como fue la cronología para poner en marcha el negocio y os la vamos a resumir mucho, sólo para que os hagáis una idea:

  1. Lo primero, fue encontrar el hueco en el mercado, en este caso un servicio que podían mejorar. La mayoria de proxys que se venden en Internet: o son caros, o no son lo suficientemente privadoso tienen grandes limitaciones en cuanto al tráfico que podemos generar con ellos. Y el servicio de atención al cliente en muchas ocasiones deja que desear.
  2. Comprobar que tenían la infraestructura necesaria para dar el mejor servicio posible: En este caso, gran variedad de rangos de IP en España, donde se centraliza el negocio, y servidores y tráfico web más que suficiente para ofrecer un servicio óptimo.
  3. Asegurarse de que iban a poder dar un servicio de pre y postventa mejor que el de la competencia.
  4. Calcular la rentabilidad del negocio a largo plazo (a corto plazo cuando necesitas tantas cosas para ofrecer un servicio no suele serlo)
  5. Desarrollar el mínimo producto viable: Una web desde la que realizar las ventas con algo de información sobre un único producto y con el funcionamiento más sencillo y ágil posible.
  6. Empezar a vender lo antes posible.

Como véis, fueron a lo básico. Priorizando el buen servicio y el producto a todo lo demás. Más adelante, ya mejoraran la web, ofrecerán mas productos o harán todo lo que sea necesario para mejorar aún más el servicio, pero al principio, lo importante es salir al mercado y ver si de verdad cubres una necesidad. No puedes perder un año en desarrollar un proyecto que luego no le interese a nadie.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *